Actualmente podemos distinguir dos subespecies de gorilas, por un lado tenemos el gorila de llanura (Gorilla gorilla gorilla) también conocido como gorila del oeste (Western Gorilla); y por otro lado, al gorila de montaña (Gorilla gorilla beringei) también conocido como gorila del este (Eastern Gorilla). Ambas especies están catalogadas por la CITES como especies muy amenazadas, así mientras el gorila de llanura está clasificada como subespecie como estatus de amenazada (Endangered), el gorila de montaña está catalogado como subespecies críticamente amenazada (CR, Critically Endangered). En cautividad no existen gorilas de montaña, todos los ejemplares que pueden haber son gorilas de llanura.

El gorila de llanura lleva siendo catalogado desde el año 1996 como especie amenazada, aunque recientemente, en 2007, pasó a estar catalogada como críticamente amenazada ya que estudios demuestran que su población se ha visto reducida en un 80% en las últimas generaciones sobretodo a causa de la caza furtiva y las enfermedades como fue el cao del virus Ébola que diezmo recientemente su población acabando con la vida de casi 5000 individuos.

Hoy en día el gorila de llanura todavía habita en regiones de Camerún, República centro africana, en las cercanías del río Muni en Guinea Ecuatorial, Gabón, Nigeria, en la región de Cabinda en Angola y en el Congo. Se cree que su población esta descendiendo peligrosamente, ya que además de la caza furtiva y las enfermedades, esta subespecie también es cazada en algunas regiones por su carne. Antaño se estimaba su población en más de 100 mil individuos a principios de los años 70. Otra causa de su rápido descenso es la pérdida de hábitat año tras año a causa del incesante crecimiento poblacional de estos países. Hoy en día pudiera ser que no sobrevivan más de 50000 ejemplares.

El gorila de montaña, a pesar de estar considerada como una de las 10 especies de animales en peligro crítico de desaparecer en los próximos años, está clasificado por la CITES como especie amenazada (EN, Endangered). Dentro del gorila de montaña, podemos distinguir dos subespecies: Gorilla beringei beringei y Gorilla beringei graueri. El primero es el gorila de montaña propiamente dicho que tan sólo habita en tres países: Uganda, Ruanda y la República Democrática del Congo. En Uganda se localizan en el Parque Nacional de Bwindi y en el Parque Nacional Mgahinga; en Ruanda en el Parque Nacional de los Volcanes y en la Rep. Dem. del Congo en el Parque Nacional Virunga. Las principales amenazas hoy en día para la superviviencia de este fabuloso animal, símbolo de África son aparte de las enfermedades, la reducción de su hábitat y el furtivismo.

Hoy en día la población de gorila de montaña ronda los 750 ejemplares repartidas entre estos tres países, en donde aproximadamente la mitad de la población mundial se hayan localizados en el Parque Nacional Virunga con entre 380-400 ejemplares, pero cuyo crecimiento poblacional en los últimos años se ha limitado a una parte del parque donde relativamente están bien protegidos las 24 horas del día. En el parque de Bwindi, la población de gorilas se estima entre 300-325 individuos. En 2007 el furtivismo aumentó en las montañas Virunga cobrándose la vida de una familia entera. Aún así, algunas fuentes estiman que la población de gorilas ha aumentado un 17% desde 1989 cuando se calculaba que la población de gorilas de montaña no sobrepasaba los 600 ejemplares. En 2003 se creía que había unos 380 ejemplares en Virunga repartidos en unos 30 grupos; unos 320 individuos en Bwindi en varios grupos y pequeñas poblaciones aisladas en Mgahinga y la zona de los Volcanes de la Rep. Dem. del Congo con cerca de un centenar de gorilas.

Virunga, es la joya de los parques africanos, ya que es uno de los más antiguos del continente al ser fundado en 1925. Posee uno de los mayores lagos de lava y la mayor diversidad de paisajes del mundo (bosques alpinos, landas, bosques tropicales, sabanas,...) con una altitud que oscila entre los 900 y los casi 5000 mts. Esta espectacular cadena de volcanes se haya entre la frontera de Ruanda, Uganda y la Rep. Dem. del Congo. Y como dijimos se haya constituido por los parques nacionales de Mgahinga, el de los Volcanes (famoso por las investigaciones llevadas a cabo por Dian Fossey), y el propio parque de Virunga. Aquí se concentra la mayor población de gorilas de montañas del mundo, unos 200 ejemplares en Virunga, unos 100 en los Volcanes y cerca de 40 en Mgahinga.

La realidad es que Virunga, como la práctica totalidad de los parques de la Rep. Dem. del Congo, ha de producir sus propios ingresos para poder sobrevivir. Administrado por el ICCN (Instituto Congoleño para la Conservación de la Naturaleza) se puede decir que no recibe ninguna ayuda del Gobierno. Al no recibir ayudas gubernamentales, los parques están expuestos a la corrupción y sobre explotación para recibir recursos. A pesar de haber sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979, Virunga es también uno de los lugares mas amenazados; sin ir mas lejos se haya localizado en el epicentro de una de las mayores atrocidades de la historia reciente: el genocidio que acabó con la vida de más de 800 mil tutsis en 1994 y con un balance de más de 5 millones de muertos entre las guerras libradas desde 1996 hasta 2003. Con una guerra de tal magnitud, es un milagro que los gorilas de montaña hayan sobrevivido. Gracias a la férrea labor de los guardabosques de la ICCN los gorilas hoy siguen habitando estas montañas de sangre. Más de 110 guardabosques han caído asesinados en defensa del parque, la gran mayoría a manos de las milicias y no por furtivos.

La realidad es que mientras que hace unos 40 años se consideraba la posibilidad de que vagasen en libertad unos 100 mil ejemplares de gorila de llanura, siempre se ha creído que el número de gorilas de montaña ha estado limitado desde siempre debido a su hábitat bastante reducido en comparación al de los gorilas de montaña. Los gorilas de montaña tan solo se localizan en el triángulo conocido como montañas de los volcanes, una cadena montañosa constituida por unos 6 volcanes en donde se incluyen los montes Virunga ruandeses y con el Monte Karisinki como punto más alto con sus 4500 mts de altitud. Suelen localizarse en selvas profundas y frondosas donde abunda en bambú, una de sus comidas favoritas, a una altitud media entre los 2000 y 4000 mts con una amplia variedad de plantas. Hoy en día la rápida pérdida de su hábitat a la que se ven sometidos hacen que cada vez sean más los encuentros no deseados con los humanos, y aunque si bien es cierto que se está trabajando y mucho con las poblaciones locales para concienciarlos de la importancia de mantener a salvo a los gorilas, también lo es que en ocasiones la búsqueda de comida hace que entren en conflicto con lugareños. Dentro del Plan de Conservación de los gorilas que se está llevando a cabo en la zona de los volcanes, existe la idea de levantar una valla que impida el paso de los gorilas a los campos de cultivo para minimizar los encuentros no deseados con las personas. El Proyecto Gorila de Montaña jugará un papel determinante en el devenir de estos animales. Así mismo, dicha medida impedirá que muchos lugareños entren al parque a colocar trampas para matar antílopes (cazar gorilas está prohibido) pero que en ocasiones son los propios gorilas los que caen a manos de dichas trampas. No es nada extraño observar en los grupos de gorilas, como uno o varios miembros pudieran tener alguna que otra extremidad amputada por culpa de dichas trampas. Hay que tener en cuenta que en países como Ruanda, que se encuentra en constante crecimiento poblacional, la demanda de tierras en un valor importante para cualquier lugareño; y si tenemos en cuenta que estas tierras son muy fértiles, la amenaza sobre el hábitat de los gorilas es un problema bastante serio. Concienciar a todos los lugareños de que el futuro de ellos va ligado al futuro de los gorilas es complicado sino no ven que beneficios pueden generar ellos con los gorilas.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.