Las crías de gorila pueden nacer prácticamente en cualquier época del año. Los normal es que la madre de a luz a una sola cría (rara vez dos) que nada más nacer pesa poco más de 2 kgs. El período de gestación de los gorilas es de 260 días, similar a la de los orangutanes y humanos. El período de menstruación tiene lugar cada 28 días. La madurez sexual en las hembras tiene lugar entre los 7 u 8 años, mientras que en los machos llega a la edad aproximada de 12 años. Cuando una hembra da a luz, por lo general hasta que nos transcurran 2 o 3 años no volverá a quedarse preñada. Al igual que ocurre con otros mamíferos, cuando una gorila está en celo pero tenga a su cargo alguna cría a su cargo, lo más normal es que si hay algún macho cerca que quiera aparearse mate a la cría para aparearse con la madre y así poder perpetuar sus genes.

Las crías desde que nacen están muy vinculadas a la madre, la cual osará en reprender a cualquier miembro del grupo que merodee cerca de la pequeña. Es sabido que muchos gorilas son capaces de matar inconscientemente a las crías, sobretodo si provienen de madres primerizas, con juegos bruscos motivos de la curiosidad que despierta el recién llegado. Al menos 1/3 parte de las crías de gorila mueren durante los primeros meses de vida a causa del hambre o enfermedades. Se sabe que entre 2000 y 2006, casi 5000 gorilas de llanura fallecieron a causa del virus ébola. Las madres primerizas son capaces de perder a sus crías a los pocos días de nacer sino son capaces de producir la suficiente leche materna. Las crías suelen ser destetadas a la edad de tres años, pero pueden ser criadas por la madre incluso hasta la edad de nueve años. A la edad de cuatro meses la madre las empieza a cargar sobre su lomo cuando se desplaza de un lugar a otro, antes suele permanecer todo el tiempo bajo el cobijo de sus brazos. Tanto las madres como los espaldas plateadas protegerán con fiereza a las crías ante cualquier peligro. Los gorilas son animales, que si exceptuamos al hombre, carecen de enemigos naturales siendo adultos, pero de pequeños pueden ser muy vulnerables a pitones, aves de presa u otros depredadores como pudieran ser los leopardos en algunos casos. Los machos adoptan la clásica postura erguida donde se golpean el pecho con ambas manos al mismo tiempo que avanzan para delimitar su posición o desafiar a cualquier intruso.

Nada mas nacer, los recién nacidos llaman poderosamente la atención de todos los miembros del grupo. Recientes estudios han revelado que una gran mayoría de los nacimientos de gorila de montaña son machos. Se cree que esta marcada diferencia de nacimientos entre machos y hembras pudiera ser debido a problemas de apareamiento y que la gran mayoría de crías hayan sido concebidas por un reducido grupo de machos, con lo que a medio y largo plazo pudiera suponer un serio problema en los núcleos familiares de gorilas.

Desde jóvenes, las crías de gorila son muy curiosas y pasan la mayor parte de su tiempo jugando despreocupados por el entorno. Durante los 3 o 4 primeros años de vida las crías de gorila están muy apegadas a su madre de la cual dependen para casi todo. Los gorilas son animales que están en constante movimiento, salvo por una buena razón, rara vez permanecen dos noches seguidas en un mismo lugar, por lo que al atardecer, antes de caer la noche, preparan los nidos donde pasarán la noche; en algunos lugares, las hembras son capaces de pernoctar en los árboles, los machos debido a su gran volumen no son capaces de hacerlo. Para la construcción de sus nidos suelen utilizar hojas de Lobelia y Senecio principalmente. Si una hembra posee alguna cría a su cargo, preparará el nido donde madre y cría dormirán juntas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.