Para ser sinceros, Uganda siempre tendrá un lugar muy especial dentro de mí, y, en especial, el Parque Nacional de Queen Elizabeth ya que en este bello parque fue donde por primera vez vi mi primer león allá en 2005. Dos enormes ejemplares machos con la manada de leonas y cachorritos no muy lejos de ellos supuso además de todo un golpe de suerte, una agradable subida de adrenalina. Recuerdo todavía hoy las miles de emociones que experimenté al tener a tan poderoso animal a tan sólo un par de metros del land rover. Creo que ese momento, aunque no me diera cuenta en ese momento, significó mucho para el resto de viajes a África que me quedaban por hacer. Bajo mi punto de vista este parque es no sólo el más famoso del país sino también el más bello. Creo que si este parque se hallase localizado en Kenia o Sudáfrica por ejemplo la repercusión que tendría y las visitas que recibiría estarían a la altura de los grandes parques. He tenido la oportunidad de visitarlo un par de veces y la verdad es que paisajísticamente es una delicia. No es un parque que se destaque por albergar una gran cantidad de fauna, aunque si conviene indicar que el sector sur del mismo, en la zona de Ishasha, es muy conocida por albergar a leones que poseen la fina capacidad de trepar a los árboles. El parque bordeado por dos impresionantes lagos, el Alberto y el Eduardo, alberga también una de las mayores concentraciones de África de hipopótamos y cocodrilos. Otra particularidad de este parque es que además te permite observar chimpancés en su interior.

Queen Elizabeth alberga también buenas poblaciones de búfalos y elefantes así como cobos acuáticos, pero no es de los más importantes del continente faunísticamente hablando, sino paisajísticamente, aunque bien es cierto que la avifauna del parque está considerada entre las más relevantes de África ya que en el interior del parque ya han censado unas 550 especies diferentes. En total se distinguen hasta 5 hábitats diferentes que son una auténtica delicia poder observar. Las carreteras en el interior del parque son muy sencillas y es posible disfrutar de este lugar sin la presencia de un guía e incluso, en la medida de lo posible, intentar dar un paseo en canoa por alguno de sus lagos para ver bien de cerca las grandes concentraciones de hipopótamos. Además es un parque muy tranquilo donde no existe la masificación de turistas que se ven en muchos otros lugares, cuenta con buenos accesos desde Kampala y la diversidad alojativa no es mala. Si por algo a Uganda se la conoce como la Perla de África buena parte de culpa la tiene este hermoso lugar.

 

Fauna

star1 star1 star1

star2

star2

Big 5

star1

star1

star1 star1

star2

Paisaje

star1

star1

star1

star1

star2

Alojamiento

star1

star1

star1

star2

star2

Acceso

star1

star1

star1

star1

star2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.