Si existe una palabra que mejor defina el significado y la práctica de safari, esa es sin duda, el Masai Mara keniata. Ningún lugar de África alberga tanta fauna por km2 como esta reserva. A pesar de no ostentar con la catalogación de parque nacional debido a que el pueblo masai habita estas tierras desde mucho tiempo atrás, el Masai Mara constituye para los amantes de la fauna y de la fotografía un lugar único en el mundo. Es aquí en las extensas sabanas donde acontece uno de los mayores espectáculos del planeta del reino animal: la gran migración anual. Sin lugar a dudas, si por algo es conocido esta impresionante reserva es por la migración que cada año cientos de miles de ñus, cebras y gacelas llevan a cabo desde el vecino Serengeti hasta el aquí en busca de los verdes pastos. Cada año durante los meses de agosto hasta noviembre las planicies del Masai Mara concentran la mayor concentración de estos animales convirtiendo a este lugar en algo mágico, sólo entendible si uno puede visualizarlo con sus propios ojos. Casi 2 millones de animales comenzaron meses atrás el mayor éxodo migracional del planeta; no todos lo conseguirán, muchos morirán a causa del hambre, la sed, los depredadores o las enfermedades. Para los que lo consigan los verdes pastos de las planicies del Mara son la recompensa. Durante este período migracional cientos de miles de crías verán la luz por primera vez.

Es difícil explicar con palabras lo que se siente una vez llegado a este lugar. Visité esta reserva por primera vez en 2008, y, por supuesto, repetí. He de decir que jamás había visto tan cantidad de animales. Ni en el Serengeti, ni en Kruger ni en ningún otro lugar. El Masai-Mara parece un zoológico natural. Por supuesto, hice coincidir mi viaje al Mara con la gran migración anual, un espectáculo que cualquier amante de la naturaleza anhelaría presenciar. La cantidad de ñus y cebras que pude observar era tal que por mucho que intentaba perder la vista en el horizonte era imposible dejar de verlos. Del Mara guardo algunas de las mejores imágenes y secuencias de mis viajes a África. La 1ª vez que visité este lugar tuve la oportunidad de presenciar durante un buen tiempo a una mamá guepardo con sus 4 cachorritos. Esa secuencia para mí fue única y grandiosa ya que el Mara es un lugar plagado de depredadores y el poder ver a una guepardo con tantas crías es algo muy difícil de ver ya que desgraciadamente el porcentaje de mortalidad de los cachorros de guepardo es muy elevado. Otro hecho que celebré con gran entusiasmo fue el poder observar una gran cantidad de leones, pero no sólo de una manada, sino de varias diferentes; y es que la población de estos majestuosos felinos en el Mara ronda los 800 ejemplares siendo el mejor lugar de África para su observación dado que cuenta con la mayor cantidad de estos depredadores por km2 de toda África. A pesar de ser unas diez veces más pequeño que el Serengeti, la población de estos bellos animales es sólo de tres veces menor.

Pero, sin duda alguna, el mejor momento del Mara lo guardo de la gran migración. Tuve la suerte de poder ver el cruce de esta horda de herbívoros a través del peligroso río Mara delante de mis narices. Ir al Mara en época de la gran migración, no es garantía de poder verla ya que uno nunca sabe por que lado del río ni cuando se decidirán a cruzar los animales. Pues ese día la diosa fortuna se alió con nosotros. Encima no había ningún otro coche y esto es mucho ya que lo peor de esta reserva por mencionar algo, es que en ocasiones parece la M-30 de la cantidad de coches que hay. El momento de tranquilidad no duró mucho ya que enseguida los guardas se avisaron unos a otros de por donde estaban cruzando los animales; aún así, la media hora de tranquilidad que tuvimos hasta que llegaron más vehículos fue posiblemente la experiencia más conmovedora y salvaje que África me haya ofrecido nunca. Miles de animales cruzando, los hipopótamos acercándose a investigar y huyendo ante la horda que se avecinaba y los cocodrilos esperando a los ejemplares más débiles. Un momento único que solo el gran Masai Mara puede ofrecer. No hay que olvidar que en este lugar se han rodado alguno de los documentales más prestigiosos del reino animal como es el caso de la serie Diario de los grandes felinos (Big Cats Diary) o multitud de imágenes que vemos a diario en el National Geographic.

Esta reserva, que no llega a los 1500 kms2, es el hogar de los “Big 5”. Leones, leopardos, búfalos y elefantes se encuentran en grandes concentraciones. Los rinocerontes son más difícil de avistarlos. Además cuenta con una de las mayores poblaciones de hienas del continente. Herbívoros los hay por doquier y la avifauna es bastante numerosa.

Sin lugar a dudas, para mí, este es el lugar que más me ha impresionado. Cada parque y reserva tiene su grandeza y su propia belleza, pero este para mí es especial. El Mara es único y cuando me preguntan de todos los lugares que has visitado en África cual me recomendarías, siempre digo que todos son bellos y espectaculares y que es difícil quedarme sólo con uno y que todo depende de lo que uno quiera ver; pero si me ponen entre la espada y la pared, siempre digo que el Masai Mara tiene un aura especial para mí.


Fauna

star1 star1 star1

star1

star1

Big 5

star1

star1

star1 star1

star1

Paisaje

star1

star1

star1

star1

star2

Alojamiento

star1

star1

star1

star1

star1

Acceso

star1

star1

star1

star1

star1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.