Kenia cuenta con 68 espacios protegidos que suponen el 7,8% de la superficie total del país, ocupando unos 45000 kms. cuadrados de extensión. Con una superficie total de 582.600 kms. cuadrados (algo más grande que España), el país se haya dividido en 8 provincias administrativas: Nyanza, Western, Rift Valley, Central, Nairobi, Eastern, North eastern y Coast. Posee una población total de poco más de 30 millones de habs., siendo su capital Nairobi la ciudad más poblada con más de 1500000 habs. La esperanza de vida del país oscila entorno a los 55 años. Las lenguas oficiales son el inglés y el swahili. Las principales religiones son el protestantismo y el catolicismo.

Hablar de Kenia es hablar de los grandes safaris en África. Cuando nombramos la palabra safari, una de las primeras cosas que nos vienen a la cabeza es Kenia. Aquí la palabra safari toma cotas que en otros países no pueden albergar, y es que Kenia lo tiene todo. Sin lugar a dudas, tener la sensación de haber efectuado un gran safari no sería posible sin haber recorrido sus inmensas planicies y observado su fauna. Los llamados “Big 5” son un importante reclamo para todos aquellos amantes de la naturaleza en busca de la gran instantánea.

Kenia es un jardín paradisíaco en donde tórridos desiertos, sabanas infinitas y costas tropicales confluyen con las nieves perpetuas en medio del ecuador. El país del Nilo blanco, el de las minas del rey Salomón, el de la inspiración de películas como Mogambo o Hatari o el mismo país que hace más de cinco mil años los poderosos faraones llevaban a Egipto leones, leopardos, marfil, oro y esclavos. Pero Kenia es por encima de todo esperanza. Esperanza de que algún día las planicies y sabanas infinitas del continente africano vean fluir sobre ellas la gran fauna que este país acoge aún hoy en día.

Pero es que además de los grandes safaris fotográficos, el país ofrece una gran variedad de alternativas como son playas de arena blanca y cocoteros, inmersiones de submarinismo, trekking a pie por sabanas y desiertos o incluso trekking de montaña para quien se atreva a desafiar al gran Monte Elgon y sus más de 4300 mts. de altitud. La pesca, el golf o incluso los vuelos en globo deleitando sus inmensas planicies harán las delicias de aquellos que apuesten por este país. A buen seguro la visita no dejará indiferente a nadie.

ALOJAMIENTO.-

El turismo en el país está perfectamente organizado, ya que no hay que olvidar que es uno de los países que cuenta con mejores infraestructuras a la hora de ir de safari fotográfico junto con Sudáfrica y Namibia y es el principal destino del África Oriental.

La oferta alojativa del país es bastante extensa y variopinta, desde lodges con un simple tejado de paja hasta hoteles de lujo al borde del mar pasando como no por los cada vez más extendidos campings (mi forma favorita de viajar para disfrutar de todo lo que te rodea).

Los campings suponen, bajo mi punto de vista, la forma más intensa y natural de disfrutar de la vida salvaje y su entorno, además de ser la forma más asequible para el bolsillo. Es muy difícil explicar con palabras lo que se siente al entrar en tu tienda de campaña, encender la linterna para introducirte en tu saco de dormir sabiendo que entre tú y el medio tan sólo hay una mera tela de lona. Con suerte el rugido de un león en la noche, el de un elefante reclamando su espacio o las hienas riendo harán de esa noche un momento mágico e inolvidable. En Nairobi, es posible alquilar 4x4 con servicio de camping incluido, aunque también está la opción de llevar tu propia tienda de campaña o alquilarla una vez se haya llegado al parque que será más económico. La acampada libre suele estar permitida en el interior del país, pero es conveniente ponerse en contacto con las autoridades de la vida salvaje del parque que se pretenda visitar.

También existen a lo largo del país albergues juveniles de la YMCA pero os requerirán el carnet de miembro. Es una forma económica de moverse que os permitirá conocer mochileros de todas partes.

Los lodges seguramente sean una de las clases de alojamiento más extendidas por todo el país. Son una especie de refugio inspirados en la arquitectura local. Los hay de muchos tipos desde económicos a de categoría lujosa. Algunos incluso se han instaurado en los arboles ofreciendo al turista una estancia que difícilmente olvidará. También los hay que disponen de piscina y normalmente suelen ir acompañados de MP o PC. Muy recomendables.

 

Otra forma de alojarse en los parques, aunque no muy extendida es en campamentos de lona. Los tejados suelen ser de palma. Al igual que los lodges pueden alcanzar precios muy elevados.

Para quienes no quieran dejar de disfrutar de un safari fotográfico pero sin perder las comodidades “caseras” siempre estará la clásica opción de apostar por los hoteles. Yo personalmente no soy partidario de esta opción, creo que la naturaleza se puede disfrutar formando parte del entorno sin perder comodidad. Los hay de todos los precios, aunque en general son muy básicos. Poseen servicio de piscina en la gran mayoría de los casos y opciones diversas de safaris, tours y demás actividades.

Las diferencias de precio entre alojarse en temporada alta o temporada baja puede llegar hasta el 50%. Así, la temporada baja abarcaría los meses de mayo, junio hasta noviembre. La temporada media englobaría los meses de marzo, abril (semana santa), septiembre y octubre; mientras que la temporada alta abarcaría los meses de diciembre, enero, febrero, julio y agosto.

El alojamiento lo podríamos clasificar desde muy barato (menos de 10$ la noche), baratos (entre los 10 y 30$), medios (de 30 a 50$) y caro todo lo que suponga mas de 50$. Para hacernos una idea, el precio aproximado de un safari económico con alojamiento básico en tienda de campaña suele oscilar entorno a los 65$ por persona. Los de clase media ya sea en camping o lodge pueden alcanzar precios de hasta 200$.

Clima.-

El clima por lo general es bastante seco y soleado todo el año, aunque existen diferencias estacionales pronunciados entre las diversas regiones. El sol suele salir entre las 06:00 y las 06:30 que es el mejor momento por la mañana para avistar animales, principalmente a los grandes depredadores ya que el sol no pega tanto. Lo mismo ocurre con la puesta de sol que suele tener lugar entre las 18:30 y las 19:00.

En Nairobi los meses más calurosos suelen ser febrero, marzo y abril con temperaturas medias entorno a los 25º y las mínimas suelen darse de junio a septiembre con temperaturas medias de unos 10º. Abril y mayo suelen ser los meses más lluviosos en la capital. Aunque hay que decir que las precipitaciones no tienen nada que ver con los monzones asiáticos; a decir verdad, las lluvias aquí son muy imprevisibles y bien pueden llegar antes o después.

Atendiendo a las diferentes regiones del país, el clima se podría clasificar de la siguiente manera:

  • En la costa, el clima es predominantemente tropical acompañado de aire cálido y húmedo, siendo los meses de enero y febrero los más calurosos del año. De abril a septiembre el mar suele estar agitado. La temperatura suele oscilar entorno a los 28º.

  • En la región del Lago Victoria un suele haber una estación seca como tal. Los meses de enero y febrero presentan menores precipitaciones que el resto por lo general. La temperatura suele ser elevada durante el día y más moderada durante la noche.

  • En los Highlands, los días suelen ser cálidos y soleados con escasa humedad. En Nairobi, los meses de julio y agosto pueden ser fríos.

  • En las regiones del noreste y el norte es donde se da el clima más riguroso del país. Las precipitaciones suelen ser más bien escasas durante todo el año, entorno a los 350 mm anuales. Durante el día se pasa con facilidad de los 35º y durante la noche no suele bajar de los 20º. Durante los meses de abril y mayo el calor puede ser sofocante.

     

¿Cuando ir?

La mejor época para visitar el país suele ser durante el verano boreal, es decir, de julio a septiembre, es aquí cuando los cielos del país por lo general están más despejados y también es esta época la mejor si lo que se pretende es observar la gran migración anual en el gran Masai-Mara. Otra buena opción sería durante el invierno boreal, es decir en enero o febrero, aunque suele ser temporada alta en el país y los precios se encarecen. En estos meses el calor es intenso, pero las planicies del Mara están vacías de herbívoros. En Kenia suele haber dos estaciones de lluvias, las “lluvias largas” se producen entre marzo y junio mientras que las “lluvias cortas” tienen lugar entre octubre y diciembre. Durante estas épocas muchas carreteras se vuelven prácticamente intransitables.

Otros datos útiles.-

Desfase horario: En verano hay 1 hora de adelanto con respecto a España, en invierno son 2.

Moneda nacional: Es el Shilling (Ksh). 1 euro = 122 Ksh (12.04.11)

Embajada en España: no hay.

Embajada española en Kenia: Embajador: D. Javier Herrera García-Canturri.

Dirección: C.B.A. Building, 3er piso
Mara & Ragati Road, Upper Hill
P.O. Box 45503-00100 Nairobi.

Teléfonos: (00 254 20) 272 0222 / 3 / 4 / 5.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Teléfonos para emergencias:
00 254 733 63 11 44 (desde España); 
0733 63 11 44 (desde Kenia).
Fax: (254 20) 272 0226.Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
">
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.">

Vacunación:

Kenia no exige ninguna vacunación para entrar en su territorio. No obstante, es muy recomendable visitar sanidad exterior y que nos aconsejen. La vacuna contra la Fiebre amarilla es muy recomendable, digan lo que digan las autoridades del país. Otras vacunas recomendadas para todo aquel que desee visitar el país son: tétanos, hepatitis A y B, difteria y la fiebre tifoidea. Además es necesario tomar una profilaxis antipalúdica (el malarone viene bien y no suele tener efectos secundarios, además que a día de hoy esta subvencionado por la Seguridad social) ya que desgraciadamente el paludismo esta bastante extendido.

Visado:

Para entrar en Kenya es necesario un visado que puede tramitarse fácilmente a la llegada al aeropuerto de Nairobi, no es necesario obtenerlo antes del viaje. El único inconveniente de hacerlo directamente en destino es que tendrás que guardar cola en el aeropuerto, pero de todos modos si viajas en grupo organizado tendrás que esperar a tus compañeros que no lo hayan gestionado en España. En consecuencia, la tramitación en destino es la opción más ventajosa en casi todos los casos.

    Los precios del visado son los siguientes:

    Visado normal (válido por tres meses): 50 dólares.

    Visado de tránsito (actualmente se viene aplicando para viajes de hasta 6 días): 20 dólares.

Visado de doble entrada: 100 dólares.

Pasaporte válido al menos por seis meses y con suficientes páginas no usadas para endoso del visado. Original y fotocopia.

 

Consulado Honorario de la República de Kenya
c/ Alberto Alcocer, 26, 3ºF, 28036 Madrid
Tel. 91 458 51 71
Fax 91 458 51 72
Metro Cuzco
Horario: lunes a viernes 9:30 - 16:30 h

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.