Treetops:

El Treetops, perteneciente a la cadena Block Hotels, es sin duda el hotel más famoso, singular e histórico de Kenya, con permiso del Norfolk de Nairobi. El hotel fue inicialmente construido en 1932 junto a un pozo de agua en la zona conocida ahora como el Saliente. Se trata de una atalaya privilegiada donde las montañas dejan paso a un altiplano que ofrece una vista magnífica de las Tierras Altas. En los días claros, lo que es poco frecuente, se pueden divisar las cumbres nevadas del Monte Kenya.

Originalmente, el Treetops no era más que una cabaña de dos habitaciones construida sobre una enorme higuera. Los intrépidos viajeros llegaban a pie escoltados por cazadores que les protegían de los animales salvajes durante el recorrido. Al llegar al Treetops, los huéspedes eran abandonados a su suerte con una cena de picnic y unas lámparas de aceite. A la mañana siguiente, los cazadores regresaban para escoltarlos de vuelta, después de una emocionante y gélida noche en la espesura del bosque observando la fauna salvaje.

El Treetops fue ampliado para la visita de la princesa Isabel de Inglaterra y su marido, el príncipe Felipe. Se añadió una tercera habitación para huéspedes y una pequeña cabina para el cazador que permanecía de guardia. En el salón se instaló una estufa de leña para aplacar el terrible frío de las noches de Aberdares. Durante su noche en el Treetops, del 5 al 6 de febrero de 1952, la joven princesa y su marido fueron testigos de una terrible lucha entre dos cobos, que terminó con la muerte de uno de los dos antílopes. Pero aquella noche pasaría a la historia por otro motivo: a mucha distancia de allí, en Londres, moría el padre de Isabel, el rey Jorge VI de Inglaterra. Aunque la princesa no fue informada de la noticia hasta su siguiente escala en Sagana, la mañana que descendió del Treetops lo hizo convertida en la nueva reina de Inglaterra.

El hotel sería destruido dos años más tarde por la guerrilla del Mau-Mau y reconstruido en 1957 en el lado opuesto del pozo de agua. El edificio moderno, que ha sido ampliado varias veces, es una edificación de madera construida sobre pilares abrazando las ramas de un castaño. Se añadió una segunda charca artificial en la parte trasera para favorecer la concentración de fauna, aunque por algún extraño motivo los animales prefieren el pozo original. Los empleados suelen dispersar sacos de sal en el suelo, que los animales lamen con deleite. Aunque el Treetops actual guarda poca relación con lo que debió ser el primer Treetops, mantiene sin embargo cierto encanto y romanticismo, que lo convierte en una de las visitas obligadas en Kenya.

El acceso al Treetops se realiza en grupos desde el Outspan Golf & Country Club, en Nyeri. El último autobús parte a las 5 de la tarde. Debido al régimen especial del Treetops, no está permitida la estancia a niños menores de siete años. Las 50 habitaciones o cabinas del Treetops son muy pequeñas, por lo que el equipaje se deja en el Outspan y únicamente se permite subir con una bolsa de mano por persona. Es conveniente incluir ropa de abrigo en el equipaje, pues las noches son gélidas y no hay calefacción. Algunas cabinas cuentan con baño propio, mientras que otras disponen de aseos y duchas compartidos. En recepción existen mantas a disposición de los huéspedes.

Al atardecer, lo habitual es observar la fauna desde alguna de las salas de observación, desde la terraza descubierta o desde el búnker a ras de suelo. El "5 o'clock tea" acompañado de tortitas, que solía servirse en la terraza, pasó a mejor vida. Por supuesto hay café y té, pero de pago. Posteriormente se sirve la cena en el comedor.

Durante la noche existe la posibilidad de seguir contemplando los animales, gracias a los reflectores que se encienden cuando cae el sol. Elefantes, búfalos, cobos, antílopes jeroglífico, mangostas y facoqueros son visitantes habituales de la charca de Treetops. Ocasionalmente aparece algún rinoceronte, pero en la actualidad la posibilidad de divisar algún carnívoro es más bien remota. Los pequeños mamíferos, como ginetas o gálagos, solían acompañar a los que permanecían en la terraza descubierta desafiando al frío, pero también parecen haber desaparecido. Para quien prefiera dormir, existe un servicio de timbre avisador que los "cazadores de guardia" hacen sonar si aparece algún rinoceronte o carnívoro. A las 7 y media de la mañana siguiente, con las montañas envueltas en una tupida bruma, los huéspedes son transportados de vuelta. Por supuesto, el precio incluye el desayuno, que se sirve en el Outspan.


 

The Ark:

Inaugurado en 1970 y perteneciente a la cadena Lonrho Hotels, se trata de un establecimiento que sigue el mismo régimen de Treetops, incluida la prohibición a niños menores de siete años. El hotel de base es el Aberdare Country Club, en la población de Mweiga, a 12 km al norte de Nyeri por la carretera B5. The Ark, El Arca, está situado en plena selva, junto a una charca de agua en la zona donde el Saliente se une al cuerpo principal del parque. El edificio imita la forma que, en opinión del arquitecto, debió tener el Arca de Noé.

Después del viaje de 40 minutos desde el Aberdare Country Club, se accede a The Ark caminando por un pasillo de madera elevado sobre las copas de los árboles. El hotel es más espacioso y moderno que Treetops y se dice que es el lugar más propicio en todo el parque para observar al bongo, ese bello y tímido antílope, aunque lo cierto es que la probabilidad es bastante baja.

El edificio-barco se compone de tres cubiertas con varias salas de observación y un búnker a ras del suelo. Existe una terraza exterior, más pequeña y menos acondicionada que la de Treetops. Las 60 cabinas son más espaciosas que las de Treetops e incluyen baño privado con ducha.

La fauna es similar a la de Treetops. Elefantes y búfalos están asegurados, algún rinoceronte ocasional, mangostas, cobos, antílopes jeroglífico y facoqueros. Entre lo menos habitual, los jabalíes gigantes de bosque y los bongos.

En general, todo lo explicado para el Treetops es aplicable a The Ark. Respecto a la elección entre los dos, depende de tu punto de vista. Si buscas una experiencia más romántica, que pueda acercarte aunque sea un ápice al espíritu de la antigua y misteriosa África, el Treetops es tu sitio. Si buscas mayores comodidades, sin duda debes elegir The Ark.

 

Reservas: (02)216940 o por fax: (02)216796. Lo más destacable de este suntuoso lugar es que se ubica en plena naturaleza y se trata de un puesto de observación de la fauna privilegiado. Posee varios balcones que dan a un gran abrevadero donde acuden los animales a apagar su sed. Poseen un curioso servicio de despertador en la noche por el cual si uno de los “big five” se acerca a beber al abrevadero, un timbre se apresura a despertara los clientes:un golpe, un león; 2 golpes, elefante,...y así. Los precios entre mediados de diciembre a finales de marzo y de julio a diciembre oscilan entroono a los 350$ la hab. Doble con PC y unos 300$ la individual. De abril a junio suele estar a mitad de precio.


Tusk Camp.-

El Tusk Camp es un lodge de autoservicio situado en la vertiente oriental de los Aberdares, a una altura de 2.300 mts, en un claro circundado por el bosque. El lugar dispone de cuatro bandas dobles de madera, alojando un total de ocho personas. Debe reservarse entero. Las habitaciones cuentan con camas y colchones, y se iluminan mediante lámparas de queroseno. La sala de estar está equipada con chimenea -leña disponible- y desde la terraza se divisa la selva de Aberdares y el monte Kenya. El baño dispone de ducha con agua fría y caliente, además de un retrete con cisterna. Según parece, una letrina adicional ofrece vistas espectaculares, hacia el exterior, claro está. El lugar cuenta además con una cocina de leña. Los animales, especialmente los búfalos y elefantes, suelen pastar en el claro junto a las cabañas.


Fishing Lodge.-

Situado en los altos páramos sobre el río Magura, el Fishing Lodge pertenece al servicio de parques de Kenya, Kenya Wildlife Service. El lugar dispone de dos cabañas o bandas auto suficientes, totalmente amuebladas pero en las que el huésped debe llevar sus propias provisiones. Cada cabaña se compone de una cocina equipada, comedor con chimenea y tres dormitorios, alojando a un total de siete personas. Dos de los dormitorios disponen de una cama de matrimonio y otra sencilla, además de su propio baño. El dormitorio pequeño contiene una cama sencilla. se haya en kiandongoro gate. Se trata de grandes chalets con chimenea, amplio salón y cuarto de baño y haba. Separadas. Durante la puesta de sol muchas veces se pueden ver elefantes.

 

Otros alojamientos:

Arriba

 


Reed Buck Campsite: ubicado al lado del anterior. Es el único camping público del parque. Todos los demás cerraron en 1980 en vista de la creciente agresividad de los leones hacia los campistas..

La acampada en el parque de Aberdares está restringida desde que, a principios de los años 80, varios campistas fueron atacados por leones. Aparentemente, los problemas fueron causados por varios leones semi-domésticos utilizados en una película, que o bien habían perdido el miedo al ser humano y atacaron a los montañeros, o bien acosaron al resto de los leones que tuvieron que modificar sus hábitos de caza. En cualquier caso, los incidentes resultaron en la prohibición de acampar fuera del Saliente y en limitaciones para las rutas a pie por los páramos altos.

Los campings públicos en Chania Falls y Queens Banda, cerrados a principios de los 90, parecen estar de nuevo abiertos. El camping público Reedbuck, un sitio relativamente nuevo cerca del lodge de pesca, es el único lugar de acampada autorizado en los altos páramos. Sus servicios incluyen leña, aseos, agua y refugio para la lluvia, pero no hay comida, así que no olvides tus provisiones.

En la zona del Saliente hay ocho campings especiales que varían en accesibilidad e instalaciones. Dos de ellos están en Kiguri, cinco en Muringato y uno en Prince Charles. Para efectuar reservas o concertar recorridos a pie, debes escribir al Warden, Aberdare National Park, P.O. Box 22, Nyeri.



Parques y Reservas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.