Masai-Mara es la ebullición de la vida salvaje. Durante la estación seca entre julio y octubre, cuando los grandes rebaños de herbívoros pueblan estas tierras, la concentración de fauna es un espectáculo que no tiene parangón en ningún otro lugar del mundo, evocando lo que debió ser África en tiempos de los "grandes cazadores blancos". Esta reserva es principalmente un bastión de mamíferos, aunque el numero de especies de aves supera las 450, su geografía dispersa hace que no sea el mejor lugar para su observación. A pesar de tener un tamaño 10 veces inferior al del Serengeti, hay que saber donde y cuando buscar a los animales, siendo el atardecer y, sobretodo, el amanecer el momento mas propicio para su observación. La gran mayoría de los turistas aprovechan el amanecer y el atardecer para llevar a cabo sus safaris fotografiaros en la reserva, ya que durante el resto del día el calor es asfixiante y la gran mayoría de los animales buscan refugio del sol, en especial los felinos, aunque a los leones e hienas se les puede observar echados de bajo de una acacia en el caso de los primeros o por fuera de sus madrigueras a los segundos; quizás lo único positivo de visitar las llanuras y planicies del mara en horas de calor es que es el momento que menos turistas se divisan sin duda y se puede disfrutar en tranquilidad de todo su esplendor. Hay que tener en cuenta que muchos de los animales del mara se han visto obligados a alternar sus hábitos debido al bullicio que causan los 4x4 y minibuses, este es el caso de los guepardos ,unos felinos exclusivamente diurnos que cada vez se han visto a modificar sus formas de cazar ya que los vehículos les privan del factor sorpresa cuando acechan a alguna presa.

Posiblemente la mejor fecha para visitar el gran Masai-Mara sea la estación seca la mas recomendada para su observación, debido a que en esta época escasean la fuentes estacionales de agua y los herbívoros se ven obligados a buscar nuevas alternativas lo que no pasa desapercibido para los depredadores. Septiembre es, quizás, el mejor mes para llevara acabo un safari fotográfico ya que es durante este mes cuando la gran migración del mara al Serengeti esta en pleno apogeo. En cuanto a cual es la mejor zona para la observación de la fauna, hay varias de ellas que son recomendables en función de lo que se pretenda ver y el tiempo del que se disponga; así las llanuras entre el río Mara y la sierra de Soit Oololol, al oeste de la reserva, es una muy buena zona para poder observar a los famosos leones de melena negra, ademas esta zona es de gran belleza escénica. Otro famoso lugar frecuentado por estos grandes felinos es el pantano de Musiara (Musiara swamp) que en realidad permanece seco durante gran parte del año. Los leones son probablemente el objetivo principal. De cualquier cámara de foto o video, y es prácticamente imposible abandonar el parque sin avistar alguno (hay aprox. Un león por cada 2 kms. Cuadrados en el Masai-Mara). Según datos oficiales del parque en 1992 en el mara habían 632 ejemplares, de los cuales 101 eran leones de menos de un año y 74 eran nómadas, de los cuales 58 eran machos; hoy en día se estipula su población entorno a 800 ejemplares, la mayor población de Kenia y una de las mas importantes e África. Las planicies del río mara en dirección a Soit Ololol en la cara oeste del parque es uno de los lugares preferidos por los grandes leones de melena negra y un buen lugar para verlos retozándose a la sombra de una acacia durante el calor del día. Los guepardos pueden ser vistos también entre el río Mara y Oloololo así como en el área de Talek, a lo largo de la carretera entre Talek gate y Sekenani gate. Las solitarias praderas junto al río Sand también es un buen lugar para observar a estos rapidísimos felinos. Los leopardos abundan en el mara, pero debido a sus costumbres nocturnas y lo esquivo de su naturaleza no es ni mucho menos fácil observarlos, con lo que el factor suerte juega un papel importante. Las hienas manchadas corretean por la reserva a todas horas. Lejos de su carácter oportunistas que se les ha dado injustamente, lo cierto es que este fabuloso depredador sale de caza con mas frecuencia de lo que se cree, aunque suele hacerlo al caer la noche. No seria atípico que el cadáver que se avistara a primeras horas de la mañana de algún herbívoro haya sido abatido por este animal y los leones se hayan hecho con la presa una vez abatida; aunque si bien es cierto que es un animal bastante oportunista y carroñero que no desperdicia nada. Los hipopótamos permanecen sumergidos durante gran parte del día en los múltiples remansos del río Mara protegiendo del sol su delicada piel principalmente en la zona del Mara Serena lodge y junto al puente del limite sur de la reserva en donde comparten aguas con los cocodrilos.

Los herbívoros pueden avistarse en cualquier lugar de la reserva. Los elefantes suelen alimentarse en las cercanías de flujos de agua o del río Mara y se les puede observar en grupos familiares cruzando las llanuras, así como en los pantanos de Musiara. Los rinocerontes negros son una presa difícil de observar para los fotógrafos (hay tan solo unos 30 ejemplares), estos suelen estar ocultos entre los arbustos, siendo quizás las colinas de Rhino ridge el mejor lugar para su avistamiento. El parque cuenta también con algunos ejemplares de rinocerontes blancos exportados desde Sudáfrica pero en numero muy reducido. Elands, ñus, cebras, impalas, jirafas masai, alcefalos, topis, gacelas Thompson y Grant, facoceros y búfalos habitan todas las regiones del parque. El raro antílope roan tambien habita en el mara en el sector este.

En cuanto a las aves, las rapaces acaparan el protagonismo con mas de 50 especies. Los buitres son omnipresentes planeando en círculos en los cielos cuando divisan algún cadáver o algún animal moribundo. Los marabues, conocidos como las ratas del cielo, también están a la busca y captura de carroña. Los secretarios también se les puede observar pululando las sabanas en busca de reptiles como las avutardas Kori. Las grullas coronadas se las puede observar en las riberas o cerca de las charcas así como a muchas otras especies de aves migratorias. Los avestruces también se observan en las planicies.

La reserva nacional de Masai-Mara es uno de los únicos paisajes que todavía exhiben grandes concentraciones de animales salvajes que evocan el África de principios del s.XIX. La reserva, a diferencia de muchos otros parques o reservas africanos, no esta vallada con lo que los animales pueden vagar libremente, no existen limites, ni siquiera las fronteras nacionales son obstáculo con lo que la migración a través del ecosistema Serengeti-Mara (mas de 25000 kms. cuadrados) constituyen un espectáculo natural único en el mundo donde se haya la mayor concentración de animales del planeta

Atendiendo a un ranking establecido por la KWS sobre la dificultad de avistar animales, se podría clasificar como sigue:

Muy fáciles de ver: león, elefante, cebra, ñu, babuino, búfalo, gacela Thompson, jirafa

Fáciles de ver: hiena, topi, impala, gacela Grant, facoquero, eland

Difíciles de ver: hipopótamo, guepardo, cocodrilo, duiker, cobo acuático

Muy difícil de ver: licaón, leopardo, rinoceronte negro, dik-dik

 

Parques y Reservas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.