Sin duda el Delta del Okavango constituye un verdadero regalo de la naturaleza. Un espectáculo sin precedentes. A pesar de no ser ni un parque ni una reserva, el Delta mantiene una importancia vital en la geografía y fauna de Bostwana. Estamos ante un ecosistema único. No existe nada igual en el planeta. Ningún safari en el país estaría completo sin visitar esta maravilla natural (de hecho no creo que haya safaris por el país que omitan este lugar). Tuve la oportunidad de visitar el Okavango en 2010 y, desde luego, me impresionó. Reconozco que esperaba mucho de este lugar, pero la experiencia vivida superó con mucho las expectativas. No creo que hayan muchas palabras para definir este sitio, dado que lo mejor es experimentarlo por cuenta propia. La cantidad de fauna que alberga el delta, hace de este lugar uno de mis favoritos sin duda. Más de 15000 kms2 de lagunas, islas, canales,... y una vegetación y fauna única hacen de este sitio uno de los mayores santuarios del planeta.

El poder observar el delta en todo su esplendor desde el interior de un mokoro durante varias horas, es una sensación increíble que no tiene precio. Un sentimiento de libertad y tranquilidad rodean a uno mientras se observa elefantes en las orillas, búfalos que se acercan a beber, hipopótamos que te miran reacios pensando que estás invadiendo sus dominios o águilas pescadoras posadas en las copas de los árboles esperando el momento de caer al agua en busca de un pez. Esta sensación y experiencia que el mokoro ofrece en sus miles de canales mientras uno se deja cautivar por la fauna y el paisaje es imposible de experimentar en ningún otro lugar. Nunca se estará más cerca de las aguas del delta a no ser que nades en ellas (algo muy poco recomendable, salvo en los lugares indicados para ello).

Por si fuera poco, el delta alberga a los 5 grandes. Los elefantes y búfalos abundan. Los leones han adquirido la capacidad de nadar que el delta les ha brindado. Leopardos y rinocerontes son más difíciles de ver. El delta es también el hogar de los amenazados perros salvajes o licaones, ya que con una poblaciones de más de 1500 individuos alberga la mayor población de África de este amenazado carnívoro. La avifauna es célebre en el delta con más de 400 especies registradas.

Una de las actividades más recomendadas en el delta, a parte claro está de navegar por sus canales en mokoro, es el poder sobrevolar este oasis natural en avioneta. Una experiencia que bien merece la pena. Se podrá visualizar cientos de búfalos y elefantes recorriendo el delta y uno se podrá hacer una ligera idea de la magnitud y grandeza de este lugar al contemplarlo desde el aire.

Algunos de los campamentos y lodges del delta están considerados entre los más caros de toda África, pero siempre hay para todos los bolsillos. Mi experiencia consistió en acampar con una mera tienda en una de las miles de islas que hay en el interior después de varias horas navegando en mokoro. Elefantes, hipopótamos, cebras y jirafas merodeaban en la zona, donde la realización de un safari a pie fue el colofón a una experiencia salvaje que pocos lugares en África pueden ofrecer.

 

 

Fauna

star1 star1 star1

star1

star2

Big 5

star1

star1

star1 star1

star1

Paisaje

star1

star1

star1

star1

star1

Alojamiento

star1

star1

star1

star1

star1

Acceso

star1

star1

star1

star1

star2

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.