A pesar de no ser el parque de mayor tamaño del país, con total seguridad podemos estar hablando del parque nacional más importante faunísticamente hablando de Zambia y, sin duda, uno de los más majestuosos de toda África a la altura de parques como Etosha o Chobe. El parque posee una extensión de 9050 kms2. Alberga uno de los mayores santuarios de vida salvaje del continente gracias a la gran concentración de animales que viven gracias al ecosistema del gran río Luangwa. El río Luangwa es sin duda el canal de vida del parque, toda la fauna que engloba este lugar dependen de este río para subsistir. El parque debe su nombre como no podía ser de otra manera a este majestuoso río, uno de los más importantes del país con una longitud de 770 kms. Es a su vez uno de los mayores afluentes del Zambeze ya que drena una cuenca similar al tamaño de países como Nepal o Bangladesh con sus más de 145 mil kms2. El río Luangwa fluye durante todo el año, pero durante la estación seca que va desde mayo a octubre es muy poco profundo y es cuando mejor podremos disfrutar de los grandes grupos de hipopótamos retozando en los bancos de arena así como de las grandes poblaciones de cocodrilos en las orillas; sin embargo en la estación de lluvias que van desde diciembre a marzo el caudal del río aumenta considerablemente.

El parque se haya localizado al noreste de Lusaka. Se estableció como parque en 1972, pero ya era espacio protegido desde 1938 pero siendo un coto de caza. La altitud media oscila entre los 500 y los 1100 mts sobre el nivel del mar. La temperatura media anual es de unos 25º con unas precipitaciones anuales que giran sobre los 830 mm.

Hoy en día la entrada al parque cuesta unos 25US$ por persona más 15 US$ por vehículo. El horario de apertura es a las 6 am y el de cierre a las 18 pm. El pueblo más cercano al parque es Mfuwe que se localiza a unos 2 kms de distancia de la puerta de entrada al parque del mismo nombre. Esta zona, que en temporada alta puede parecer algo agobiante (nunca llegando a las imágenes del Kruger o el Masai-Mara) es una zona muy propicia para observación de la fauna. En febrero y marzo el parque es bastante inaccesible por las lluvias.

Este parque por su ubicación colindante a la gran falla del Rift hace que los paisajes que presente sean sencillamente espectaculares. Dentro de la vegetación del parque podemos distinguir grandes sabanas abiertas, bosques de miombos, pastizales,... Las sabanas están constituidas principalmente por Acacia Sp., Combretum Sp., y Terminalia sericea . Los pastizales están dominados por Oryza y Echinochloa y el bosque de miombos que puede alcanzar alturas de más de 20 mts está marcado por Brachystegia sp., Julbernardia Sp., e Isoberlinia angolensis.

Hay que tener en cuenta que la visita a este parque no es precisamente barata, más o menos el alojarse, con entrada al parque, safari y comidas puede suponer unos 100US$ por cabeza y día. Casi todos los campamentos o lodges de categoría media-alta proponen multitud de actividades entre las que destacan safaris guiados tanto de día como de noche, safaris a pie. Sino así no fuera el coste de los safaris diurnos oscila entorno a los 35US$ por persona siendo un poquito más caros si fueran nocturnos.

La forma más fácil de acceder al parque, sino es por vía aérea es a través de Mfuwe a donde llegan tanto vuelos domésticos como internacionales, desde la capital Lusaka hay una docena de vuelos semanales. Zambian Airways vuela a diario entre la capital y Mfuwe a razón de unos 200US$ por trayecto. El aeropuerto de Mfuwe (Masumba) se haya a poco más de 20 kms al sudeste de la puerta de entrada al parque. Viajar en avión es bastante caro, peo por otra parte evita las grandes torturas de hacerlo por carretera que te viene saliendo unos 60US$ partiendo desde Lusaka. La ruta más recomendada es a través de Chipata (unos 120 kms en un trayecto de unas dos horas) hasta Mfuwe justo a la entrada del parque. En Chipata hay minibuses que parten hasta aquí una o dos veces al día si se llenan por unos 8US$, aunque si se va en grupo se puede alquilar el minibus por un precio entre los 75US$ aprox. Si accedemos por el norte deberemos tomar la carretera de Mpika cerca de la frontera con Malawi. Es un camino en peor estado que el anterior con lo que un 4x4 se antoja muy necesario. No es recomendable moverse sólo de noche una vez en el parque ni en los alrededores de Mfuwe por la cantidad de animales que hay.

Para entender la historia del parque es imprescindible vincular esta a la figura de Norman Carr, ya que gracias en buena parte a la contribución, la dedicación y la influencia de este hombre el parque tiene hoy en día la importancia que merece. Carr fue el guardián de los cotos de Luangwa del sur y del norte en 1940 y su trabajo sirvió para combatir el furtivismo y proteger los espacios naturales. Pocos años después crearía el Coto Privado de Caza del Jefe Nsefu y lo abrió al público. Fue el creador del primer campamento en Zambia, el Nsefu Camp y el pionero en los safaris a pies por las reservas. Gracias a su aportación, poco después nacerían más campamentos y se crearían más cotos. En 1972 nació el Parque Nacional de Luangwa del Sur motivo de la unión de Nsefu y otra serie de cotos. El furtivismo no se hizo esperar y especialmente cruel y devastador fue con elefantes y rinocerontes, con lo que en 1980 creo junto a otros colaboradores una de las fundaciones que hoy en dia más trabajan por la preservación de estos animales Save the Rhino Trust.

Sin duda alguna la visita a este bello parque es poco menos que obligatoria si uno decide incorporar Zambia como destino de safari fotográfico, la cantidad de fauna que alberga este lugar lo hacen único entre los parques africanos.   


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para saber más sobre las cookies que usamos y como borrarlas, vea nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.